nubecarverano.jpg

Cómo el calor afecta a tu coche: Las partes más vulnerables y cómo protegerlas

Noticias,Portada

El verano ya está aquí, y con él llegan las altas temperaturas que pueden convertirse en un verdadero enemigo para tu coche. Aunque los vehículos están diseñados para soportar diversas condiciones climáticas, el calor extremo puede afectar seriamente su funcionamiento y durabilidad.

Las previsiones meteorológicas indican que la temporada estival será más cálida de lo habitual en la península ibérica. Así lo informa ElTiempo.es, que asegura que, pese a que las precipitaciones estarán dentro de lo esperado, la sequía puede agravarse.

Desde Nubecar, te explicamos cuáles son los elementos de tu coche que más sufren con el calor y por qué es vital llevarlo a un taller para una revisión a fondo. 

Líquidos: Mantén la refrigeración bajo control

Uno de los aspectos más críticos durante el verano es el sistema de refrigeración de tu coche. El líquido refrigerante es esencial para evitar que el motor trabaje a temperaturas excesivas. Además, es crucial revisar el nivel de aceite y el líquido de frenos. Un motor sobrecalentado no solo puede perder potencia, sino que también corre el riesgo de averías costosas.

Neumáticos: Evita reventones y desgastes prematuros

Los neumáticos son otro componente que sufre enormemente con el calor. Las altas temperaturas aumentan las posibilidades de reventones y pinchazos, además de acelerar el desgaste. Es fundamental comprobar regularmente la presión de los neumáticos y asegurarse de que no presenten deformaciones, bultos o cortes.

Batería: Protege el corazón eléctrico de tu Vehículo

Las baterías son especialmente sensibles a los cambios bruscos de temperatura. El calor puede acelerar el proceso de evaporación del ácido en su interior, especialmente si la batería está cerca del final de su vida útil. Un fallo en la batería durante un viaje puede arruinar tus planes de verano.

Frenos: Mantén tu seguridad en la carretera

El sistema de frenos trabaja bajo condiciones extremas durante el verano. La fricción genera calor, y cuando este se suma a las altas temperaturas ambientales, los discos de freno pueden deformarse y el líquido de frenos puede evaporarse más rápido. Evita las frenadas prolongadas y asegúrate de que tus frenos estén en perfectas condiciones.

Tapicería y componentes internos: Protege tu comodidad

El sol y el calor no solo afectan la mecánica de tu coche. La tapicería, especialmente si es de cuero, puede sufrir daños irreversibles. Además, la exposición continua al sol puede deteriorar el salpicadero y otros componentes electrónicos, afectando la luminosidad de las pantallas y provocando fallos en los sistemas.

¿Qué puedes hacer?

Para evitar estos problemas, aquí van algunos consejos prácticos:

1. Revisa los niveles de líquidos periódicamente.

2. Comprueba la presión de los neumáticos y su estado general.

3. Inspecciona la batería, especialmente si ya tiene varios años.

4. Controla el sistema de frenos y evita frenadas bruscas.

5. Usa parasoles para proteger el interior del vehículo.

6. Lleva tu coche a un taller para una revisión completa.

¡Confía en Nubecar!

No dejes que el calor arruine tu verano ni el de tu coche. En Nubecar, contamos con una red de talleres especializados que te ayudarán a mantener tu vehículo en las mejores condiciones. Solicita una cita o pide presupuesto a través de nuestra página web y asegura un verano sin contratiempos en la carretera.

¡Actúa ahora y cuida tu coche con Nubecar!


Comments

Send your comment

Diseño web :: ticmedia.es

La inversión ha sido financiada por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo.

Comunidad de Madrid
Financiado Union Europea
Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia