NubeCar - talleres de confianza

Social

Mascotas y Seguridad Vial. Consejos y legislación para llevar animales en el coche.

imagen de la noticia
Más de la mitad de los conductores españoles ha sufrido una situación de riesgo por culpa de un animal. En unos casos, al encontrárselo durante la conducción en la vía pública. En otros, por transportarlo en el habitáculo del coche sin tomar las mínimas medidas de seguridad.
Parece evidente que el disfrute doméstico de las mascotas implica asumir la responsabilidad de integrarlas adecuadamente en nuestro entorno y evitar caprichos que finalmente acaban en abandono, y también de transportarlas adecuadamente.Y para ello, nada mejor que conocer que dice la legislación al respecto y algunos consejos a la hora de llevar animales en el vehículo.

Tener un animal de compañía supone una importante responsabilidad para sus dueños, por ello es fundamental reflexionar antes de incluir en nuestro entorno familiar a un nuevo miembro. Desde su seguridad, su manutención, cuidados sanitarios y alimenticios, las obligaciones que conlleva, las vacaciones, la limitación de la movilidad… la incorporación de este nuevo miembro supondrá cambios importantes que deben conocerse para evitar uno de los problemas más graves relacionados con los animales de compañía: su abandono. Y entre esos cambios, sin duda alguna, uno no menor es la adaptación del vehículo a su transporte. La legislación española sobre tráfico, referida al transporte de mascotas en el vehículo, considera a estos animales de compañía como objetos, y como tales, deben ser dispuestos de forma que no reste campo de visión, permitiendo libertad de movimientos y no distrayendo al conductor. Esta consideración tiene un alcance mayor si tenemos en cuenta no solo la ubicación y separación, o retención, que se debe disponer para nuestra mascota, sino el hecho de estar cubierto por el seguro en caso de siniestro, ya que no es un ocupante. Con la nueva modificación del texto articulado de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a motor y Seguridad Vial, aprobado por Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 marzo, en materia sancionadora, la infracción por no llevar los animales en el vehículo adecuadamente colocados, mediante sistemas de separación o retención, tendrá la consideración de sanción leve. Sin embargo, según una encuesta del RACE, el 54% de los dueños de animales domésticos no conoce la legislación que le obliga a asumir los daños provocados por su mascota, y un 70% de los encuestados desconoce la norma que regula el transporte de animales en el vehículo. En España se exige a los conductores garantizar que tanto mascotas y pasajeros como cargas estén retenidos adecuadamente en el vehículo, sin interferir ni en la visión ni en los movimientos del conductor. El artículo 18.1 (Reglamento General de Circulación) también hace responsable al conductor de la seguridad de los animales que viajan en el vehículo. Por ello, los sistemas de retención deberán ser adecuados para el espacio disponible en el turismo y el tamaño de la mascota. Disponer de unos elementos recomendados por las instituciones encargadas de la Seguridad Vial mejoraría la elección y la decisión del usuario que desea adquirir un sistema seguro, como se viene haciendo con los sistemas de retención infantil, con grupos por el talle del animal o el peso. La sujeción de las mascotas no sólo está destinada a garantizar la seguridad del animal, sino también la de los pasajeros. Esto se aplica tanto a los frenazos bruscos como a los accidentes. En el caso de un choque frontal a unos 50 kph, las mascotas sin retención podrán producir altas cargas de impacto, que multiplicarán por treinta su propio peso. Esto significa que un perro de 20 kg de peso tendrá una carga de impacto que superará la media tonelada, lo cual es una carga adicional para los pasajeros del vehículo y puede reducir o anular la protección de sistemas de seguridad, como asientos, cinturones de seguridad o airbags. Para que el riesgo de accidente para pasajeros y mascotas se mantenga en el nivel más bajo posible, será esencial que todos estén retenidos adecuadamente.



Sistemas para transportar mascotas en el coche
Existen varias tallas de arneses para perros, que se adaptan a ejemplares de diferentes tamaños. Los arneses muy estables podrán reducir el riesgo de lesión para los pasajeros, siempre que cuenten con cinturones largos dotados de uniones metálicas y dos enganches. Este es el único modo de garantizar la absorción de la carga y minimizar la carga sobre el animal. El desplazamiento hacia delante de la mascota dependerá de la longitud del cinturón de seguridad del asiento. Un requisito previo imprescindible en el vehículo son los puntos de unión estables. La unión tiene que permitir sólo cierta holgura para evitar que el cinturón de seguridad se afloje, lo que daría lugar a un desplazamiento mayor. Lo mejor es sujetar las mascotas con el sistema de cinturón con hebilla o los dispositivos Isofix. No se recomiendan correajes para sujetar a las mascotas, ya que no retienen al animal y suponen un riesgo para los pasajeros. También implican para el animal un alto riesgo de que sufra lesiones en el cuello. Utilizando este tipo de sistema de retención, los movimientos libres de la mascota pueden ser peligrosos tanto para el animal como para los pasajeros. El transporte de mascotas en vehículos familiares y/o con portón trasero, utilizando una rejilla divisoria respecto al maletero, es una opción de transporte muy segura. Sin embargo, como muchos vehículos con varios años de antigüedad tienen una inestabilidad insatisfactoria en los respaldos (sobre todo en los respaldos divididos), se deberán preferir las rejillas divisorias ancladas establemente, que van desde el techo del vehículo al suelo del maletero y que cumplen las normas DIN (75410-2).



Las rejillas divisorias respecto al maletero que son estables pueden reducir el riesgo adicional de que los pasajeros sufran lesiones. El animal no distraerá al conductor ni se interpondrá durante los posibles servicios de rescate. Sin embargo, es esencial que la rejilla se monte con seguridad, porque de lo contrario no retendría al animal en caso de accidente. Si el portón y la rejilla divisoria están muy separados y el animal dispone de mucho espacio para moverse libremente en el maletero, el animal puede incrementar las cargas en un caso de accidente (aceleración previa al choque, si está colocado en la dirección de marcha). Como solución, se puede utilizar en el maletero un transportín en combinación. También es una alternativa para transportar mascotas en el maletero, siempre que el transportín se coloque correctamente en el vehículo. Para garantizar una distribución óptima de la carga por el vehículo y evitar una compresión de la médula espinal en el animal, el transportín se colocará lo más cerca posible del respaldo y en posición transversal respecto a la dirección de marcha. También será aceptable utilizar un transportín pequeño para trasladar un animal dentro de la cabina, si el transportín se coloca sobre el suelo detrás de los asientos delanteros, de modo que no se deslice de un lado para otro. Si un transportín va sujeto sobre el asiento trasero o sobre el asiento delantero del acompañante por medio de un cinturón de seguridad con anclaje en tres puntos, se transmitirán puntualmente altas fuerzas al transportín, lo que puede dar lugar a que éste se rompa; así no se protegerá a la mascota ni a los pasajeros.



Algunos consejos a la hora de viajar con animales
Cuando se desplace con su mascota, conozca de antemano la legislación, normas o condiciones especiales que puede tener el lugar de destino con respecto a las mascotas. Consulte con su veterinario sobre los requisitos legales para viajar fuera de España, como el Pasaporte, las vacunaciones o las desparasitaciones obligatorias según los países de destino. Si suele desplazarse en su vehículo, acostúmbrele desde cachorro a viajar sujeto, en transportín o separado por un sistema que impida el acceso al habitáculo. Si el animal es propenso a los mareos, consulte a su veterinario la conveniencia de administrar algún tranquilizante o algún medicamento que prevenga el mareo. Limpie los transportines y la zona en la que viaja el animal de forma periódica, para evitar suciedad o la presencia de hongos como consecuencia de la humedad. Cuando abra el portón del maletero o la puerta del vehículo durante los descansos periódicos en el viaje no olvide las posibles situaciones de riesgo que pueden producirse en la zona, como por ejemplo una gasolinera, área de descanso, aparcamiento… ya que el animal puede salir corriendo y provocar algún incidente. Si el animal es agresivo, prevea sistemas adicionales de control para evitar situaciones de riesgo. Si viaja en transporte público no olvide el bozal, ya que puede ser obligatorio. Nunca, bajo ningún concepto o circunstancia, deje a su animal en el interior del vehículo con altas temperaturas. A la hora de realizar la reserva del viaje, indique a su operador de avión, barco o tren que va a realizar el desplazamiento con un animal y el pes del mismo, ya que en muchos casos existen limitaciones de espacio o carga, y puede reservar o necesitar transportines especiales para el viaje, ya sea en la zona de los pasajeros o en la zona de carga.



Consejos para reducir el riesgo de atropello de animales
- Como regla general, cuando circulamos por zonas con presencia animal (carreteras secundarias, cotos…) el conductor debe extremar la precaución en aquellos lugares donde se señalice el peligro de la existencia de animales sueltos.
- Respetar las normas garantizaría una disminución en el riesgo de impactar contra un animal, por ejemplo, ajustando la velocidad a la zona por la que circulemos, aumentando la distancia de detención.
- Si circula frecuentemente por zonas en las que hay presencia animal, es recomendable disponer de sistemas de alumbrado (Xenon, por ejemplo) que aumente la visibilidad nocturna, ya que junto a un mejor campo de iluminación, también será detectado por los animales. Equipar nuestro vehículo con sistemas de seguridad activa y pasiva de última generación en nuestro vehículo reduce el riesgo de impacto y la gravedad de las lesiones.
- La reacción frente a un animal en la calzada depende de la experiencia del conductor, de su pericia y de los sistemas de seguridad del vehículo. Por ejemplo, el ESP elimina el riesgo de derrapaje ante una maniobra evasiva (por ej. La “prueba del alce”), evitando el impacto y recuperando la trayectoria.
- Siempre hay que evitar el impacto contra el animal. Pero si se trata de un animal pequeño, como gatos, conejos o erizos, y la maniobra puede resultar peligrosa para la seguridad de los ocupantes, por el tráfico o las circunstancias de la vía, continúe recto sujetando firmemente el volante.
- En caso de tratarse de un animal de mayores dimensiones, hay que intentar esquivarlo y especialmente no chocar frontalmente para evitar que el animal entre dentro del habitáculo por el parabrisas. Si su vehículo lleva ABS frene con fuerza y realice la maniobra de esquiva, el vehículo conservará la capacidad de cambiar de dirección.



Consejos veterinarios
Consulte siempre a su veterinario sobre los consejos y recomendaciones para su mascota antes de salir de viaje, y la zona de destino, por si tuviera que ponerle alguna vacuna o algún tratamiento adicional. Realice paradas cada dos horas máximo, pasee con su mascota y dele agua fresca. Prevea los viajes y adecue su alimentación los días previos para evitar problemas durante el trayecto. Vigile la temperatura del vehículo, ya que los animales no “refrigeran” el cuerpo como los humanos. Si el viaje es en transporte público (avión, tren o barco) consulte a su veterinario la posibilidad de dar algún medicamento para relajar al animal y hacer que sufra menos en el desplazamiento. Si su animal toma algún medicamento específico, prevea las dosis necesarias para los días que dure el viaje.Si va a contratar un seguro de asistencia en viaje, asegúrese de que su animal está cubierto en caso de incidente. Si ante la imposibilidad de viajar con el animal necesita contratar un servicio de guardería, asesórese y pida referencias. Y si puede, pida el favor a algún familiar para que lo visite regularmente.

www.nubecar.com